Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Lazos ardientes

Publicado en por Driu

Bound. "Lazos Ardientes"

Lazos Ardientes
Bound

Título: Bound. Lazos Ardientes
Origen: EEUU 1996
Director: Larry y Andy Wachowski
Intérpretes: Jennifer Tilly, Gina Gershon y Joe Pantoliano

Fantásticos primeros treinta minutos de una película cargada de tópicos, pero que no por ellos deja de ser muy interesante. Lazos Ardientes es una gran oportunidad para dejarse seducir por Gina Gershon, en su papel de arquetipo de lesbiana dura (pero no tanto), con un alto contenido erótico y un buen corazón, a la vez que proyecta una clásica película de suspense sobre la mafia, en su estilo más puro.

La acción arranca cuando el propietario de un apartamento contrata a la ex convicta Corky (Gershon) para realizar reparaciones varias en un inmueble. Allí conocerá a Violet (Jennifer Tilly), amante bisexual de un peligroso mafioso. Entre ambas se crearan unos lazos muy ardientes, como el título propone, y planearán la manera de robar a la mafia.


Si bien la relación lésbica entre las dos protagonistas se centra casi exclusivamente en la primera media hora del film, llegar al final no deja de ser interesante, ya que pocas han sido las películas, por no decir la primera, que han tratado el lesbianismo en un ambiente mafioso, hasta ahora exclusivo de los hombres. Aquí las mujeres, evidentemente, pasan de tener un papel de figurantes, como estábamos acostumbradas, para enfrentarse directamente en las redes de la venganza italiana.

Una de las primeras sorpresas interesantes la encontramos en el ascensor, donde el juego de miradas y los movimientos de labios y lenguas auguran un buen porvenir a las espectadoras. Filmado sin reparos, parad atención a las ya míticas escenas del sofá y de la cama, donde la seducción deja paso a una relación carnal francamente excitante. Duras, y a la vez tiernas, las protagonistas de Lazos Ardientes encarnan a dos de los arquetipos de lesbianas que más ha mostrado la poca filmografía existente hasta hoy. Gershon adquiere las connotaciones butch, con ropas de cuero, tatuaje en forma de labris, (que en lesbianismo es símbolo de la fuerza y la autosuficiencia) y destreza para trabajos manuales.

En el otro extremo tenemos a Tilly, claramente femenina, seductora, físicamente atractiva y bisexual. El origen de su relación con el mafioso Caesar (Joe Pantoliano) no queda claro si empezó por amor, o bien por intereses económicos. De todas maneras Tilly interpreta un perfecto papel desde el punto de vista del juego de seducción, inmoral y sin preámbulos, que deja a las espectadoras totalmente fascinadas.

Lazos ardientes es, sin duda alguna, un film para no perderse, y mucho mejor en pareja. Las escenas sexuales pueden o no gustar, pero en ningún caso pasaran inadvertidas. Vale la pena, ¡sin dudarlo! Y una recomendación: mucho mejor la versión original, ya que la voz de las protagonistas marca claramente su personalidad, y en la doblada se pierden totalmente tales connotaciones.

Comentar este post