Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Clases de sexo impartidas por lesbianas para heterosexuales

Publicado en por Driu

Clases de sexo impartidas por lesbianas para heterosexuales

Hay una frase que corre por la red a la velocidad de la luz, y que no a todo el mundo le gusta:

“Se dice que si eres un hombre, todo lo que debes aprender sobre el sexo lo puedes aprender de una lesbiana”.

El primer lugar donde veremos esta frase en el vídeo de la neoyorquina Arielle Scarella, que ha creado una divertida serie de vídeos en YouTube, donde, de forma provocativa y divertida, nos muestra las costumbres y formas de hacer de las lesbianas.

La serie de vídeos se llama Las lesbianas explican (Lesbians explain!), done se ve un grupo de mujeres homosexuales discutiendo y debatiendo sus opiniones respecto a diferentes temas de su vida. En uno de los vídeos nos encontramos con el qué significa ser lesbiana en el año 2014, y de qué forma influyen en los hábitos, conductas y costumbres de las personas heterosexuales.

En este vídeo, se explican cosas como que las mujeres heterosexuales suelen sentirse atraídas y fascinadas por la pornografía femenina, principalmente por la lésbica. Un 50% de las suscripciones a las páginas de porno lésbicas, son heterosexuales. ¿Por qué?, podemos afirmar con sinceridad y por los datos revelados, que el cuerpo de la mujer es más bello y agradable de observar en comparación con el masculino. Es una opinión personal, no hace falta que saltéis al cuello de nadie, aunque estoy segura de que casi todo el mundo que me esté leyendo lo comparte. Algo que hay que destacar, es que las mujeres casi en su totalidad coinciden en que "los hombres no pueden entender a una mujer de la misma forma en que otra mujer lo hace".

Algunas de las participantes reconocen haber tenido relaciones con mujeres heterosexuales (a quién no le ha pasado encontrarse con una hetero, pensar, bah, es imposible, y que en cuestión de nada acabe contigo en la cama? a mi me ha pasado con más mujeres "hetero" que "no hetero"...). Esto se debe a las ansias de experimentar por norma general, algo que es mucho más frecuente de lo que una se imagina.

En una de sus relaciones, una de las chicas heterosexuales confesó que, tras una noche de pasión con otra mujer, jamás volvería a vivir nada igual ni similar. Las lesbianas podemos sentirnos halagadas, ya que las mujeres heterosexuales nos colocan a la altura del séptimo cielo, esto puede deberse a varios factores, entre ellos, "las mujeres conectan mejor a distintos niveles", esto quiere decir que conocemos mejor las necesidades fisiológicas y afectivas de otras mujeres; además, estamos mucho más abiertas y somos mucho menos reacias a probar de experimentar con el mismo sexo, cosa que los hombres no, por lo general tienen una actitud mucho más cerrada. Otro de nuestros secretos se encuentra en nuestras manos, ya que son mucho más versátiles que un pene, sobre todo a la hora de toar el clítoris y la vagina (ya sabéis chicos, manos a la obra, y nuca mejor dicho, aunque unas manos pequeñas y finas hacen más posible unas buenas maniobras). Hay que recalcar también, que durante la penetración, el hombre busca mayormente su satisfacción, las manos en este caso son más generosas, ya que se centran exclusivamente en la otra persona. En el vídeo se explican otras diferencias de una forma bastante graciosa y provocativa, como la diferencia de actitud, ya que las mujeres somos más sonrientes y los hombres, por norma general, bastante más exagerados (mirad el vídeo, por favor). También se habla de que es mucho más cómodo practicar sexo oral a una vagina, y no lo es tanto en un pene.

Lecciones de las lesbianas sobre sexo

Se trata de uno de los vídeos más curiosos de la serie, y dice que, aunque "todas las vaginas son iguales", las mujeres heterosexuales suelen preferir la penetración al sexo oral, mientras que las lesbianas suelen preferir el sexo oral frente a la penetración. El miedo/aborrecimiento por parte de algunos hombres hacia las vaginas los deja en muy mal lugar, ya que también explican que el hecho de que las mujeres heterosexuales prefieran la penetración se debe principalmente a esto, por el déficit de realizar cunnilingus.

"Las mujeres heterosexuales quieren más sexo oral, y las lesbianas son muy buenas haciéndolo", esto es lo que recalca una de las chicas en el vídeo. A las lesbianas no suele gustarles tanto la penetración principalmente porque es algo que les recuerda a la figura masculina y por la situación que se da de "sumisión", en la que hay alguien pasivo y alguien activo, a veces podemos encontrarnos lesbianas muy encasilladas en alguno de esos roles (normalmente más por el activo que por el pasivo), pero la verdad, y frente a la opinión popular heterosexual, las lesbianas son muy cambiantes y dinámicas, y nos gusta estar en ambos roles, incluso a la vez ;)

A algunas mujeres no les gusta demasiado el sexo oral, porque en vez de centrarse en lo que sienten, tienen la mente en que estar tumbada y dejarse hacer les hace sentir vulnerables, o les da vergüenza (otra vez, esto está impuesto por la sociedad falocentrista, donde el hombre se siente orgulloso de su miembro mientras la mujer siente vergüenza cuando sus partes quedan expuestas). Hablan en el vídeo también de que la penetración es algo que suele llevarse a cabo con cualquier amante, mientras que el sexo oral suelen reservarlo a alguien con quien tienen una relación más especial e íntima (a sí? vaya, creo que soy muy moderna xD).

La conclusión de Arielle es que, si a los hombres les gustara más practicar sexo oral (no a todos les disgusta, eso es verdad), y a las mujeres les gusta recibirlo, quizá no se trate de "culpar a los hombres" acerca de su falta de habilidad o predisposición, sino de que las mujeres deberían trabajar en ganar más autoconfiaza. También les a un consejo a los hombres: “simplemente escucha, si lo estás haciendo bien, lo sabrás”. Otro consejo a la hora de masturbar a una mujer: “piensa en el mejor artículo que has leído nunca en internet, y cómo te gustaría leerlo una y otra vez utilizando la rueda del ratón”.

Es verdad que la serie de vídeos abordan estos temas desde un punto de vista frío y bastante provocativo, pero existen ya muchas investigaciones que han analizado las diferencias entre parejas homosexuales y heterosexuales, entre ellas, la investigación realizada por Philip Blumstein y Pepper Schwartz en 1983, y que dio lugar al histórico American Couples: Money, Work, Sex. Aún a pesar de los años que han pasado, muchas de sus conclusiones siguen siendo actuales, como por ejemplo que las parejas lésbicas (no las gays) suelen ser menos jerárquicas que las heterosexuales (no siempre lleva las riendas quien gana más dinero), o que las lesbianas tienen un nivel de intimidad mucho mayor que las parejas heterosexuales y no dependen tanto de las relaciones sexuales para curar las herias de la relación. Un artículo que se publicó en The Atlantic recogía algunas de las normas de convivencia que las parejas homosexuales podían enseñar a las heterosexuales:

  1. Importante negociar las tareas antes de irse a vivir juntos. Las parejas homosexuales (puede que por el rol de géneros) tienden a repartirse las tareas más engorrosas de forma equitativa.
  2. Repartir 50-50% la responsabilidad paterna/materna no siempre es lo mejor. Es curioso, ya que a pesar de que las parejas homosexuales reparten las labores de casa de forma igualitaria, reproducen en cierta manera el esquema ama de casa/hombre que lleva el pan a casa, reproduciendo la teoría del economista Gray Becker, que habla de la especialización en las familias. Se ve más comúnmente que las parejas heterosexuales tienen menos problemas a la hora de decidir quién se quedará en casa.
  3. La mujer se divorcia más a menudo. Se trata de una polémica hipótesis, pero Liza Mundy lo afirmaba con datos según un estudio realizado en los países escandinavos en el año 2006. Los divorcios entre lesbianas doblan a los de los gays. La causa señalada es que "las mujeres tienen una sensibilidad mayor a la calidad de las relaciones", es decir, esperan más de su vida en pareja, y por este mismo motivo suelen sentirse decepcionadas o pueden decidir que su relación no es tan satisfactoria como ellas creen que debería ser.

Comentar este post

escorts en Barcelona 09/01/2016 12:24

Nunca sería nada malo conocer el otro punto de vista ya que en lo que las lesbianas son buenas los heterosexuales lo son y viceversa... Podría ser un flujo de comunicación e intercambio de información buenos para ambos bandos, me gusta la idea